Desinsectación almacenes de alimentación

22 mayo, 2016

En Tratamientos Gumalba, realizamos un control integrado de plagas, a través de un APCC en cada uno de los casos que se nos presenta (Análisis de peligro y puntos de control críticos). Este proceso o sistema preventivo nos permite identificar, evaluar y controlar peligros significativos para la inocuidad de los alimentos de forma lógica y objetiva. Es de aplicación en industria alimentaria aunque también se aplica en la industria farmacéutica, cosmética y en todo tipo de industrias que fabriquen materiales en contacto con los alimentos. En la actualidad, es una herramienta indiscutible para el control de peligros que pueden aparecer a lo largo de la cadena alimentaria, siendo reconocido internacionalmente.

La producción de los productos alimenticios es una cadena larga desde la materia prima hasta el consumidor final. El sistema APPCC debe aplicarse a lo largo de toda esta cadena (a cada fase de producción). En él se identifican, evalúan y previenen todos los riesgos de contaminación de los productos a nivel físico, químico o biológico. El objetivo final es garantizar la calidad de los alimentos. La empresa alimentaria deberá asegurar que se disponga de conocimientos y competencia para los productos que permitan formular un plan de APPCC eficaz. Para conseguirlo, tenemos que analizar que peligros pueden presentarse en un alimento, identificados los puntos que pueden controlarse para eliminar o minimizar los peligros y actuando sobre ellos aplicando medidas preventivas.

Legislación APPCC

  • El Reglamento de la CE NÚMERO 852/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo 29 de Abril de 2004, relativo a la higiene de los productos alimentarios recoge la obligatoriedad de crear, aplicar y mantener unos procedimientos de autocontrol permanentes basados en el sistema de APPCC. Este reglamento deroga la directiva 93/43 y por tanto al RD 2207/95 aplicable hasta el 01/01/2006.

  • Capítulo II, artículo3, de este reglamento, se establecen las obligaciones de los operadores de empresa alimentaria en materia de higiene.

  • Artículo5. Se establece la obligación de los operadores de empresa alimentaria de crear, aplicar y mantener un procedimiento, basado en el sistema de análisis de peligros y puntos de control críticos, y se enumeran los principios del sistema APPCC.

  • El Reglamento (CE) 178/2002 obliga a los operadores productores de los productos, transformadores y distribuidores a poner en práctica los sistemas de APPCC para asegurar la seguridad de los alimentos.

El Códec Alimentarios establece en los Requisitos Generales de Higiene de los Alimentos, que uno de los objetivos más importantes en el proyecto y construcción de las instalaciones de una empresa alimentaria es “la existencia de una protección eficaz contra el acceso y anidamiento de las plagas”. Para estas protecciones es importante hacer un diagnóstico de situación: análisis de las plagas existentes y antecedentes, procedimientos de control preventivo, el plan de control y monitorización.

Beneficios de APPCC

Este sistema APPCC tiene los puntos beneficiosos tanto para las empresas como para los consumidores:

  • Demuestra que la empresa realiza el autocontrol de su actividad alimentario.

  • Crecimiento la confianza de los consumidores habituales y los clientes.

  • Aumenta la calidad de los productos en cada fase de producción desde el inicio hasta los finales.

  • La garantía de producción y comercialización de productos seguros.

  • Disminución de gastos de producción y optimización de los recursos.

  • Sirve como una herramienta preventiva, actuando antes que se parezca el problema.

  • Se centra en las actividades de control de las fases críticas del proceso productivo.

  • Si en el proceso productivo se aparece algún cambio- se adapta a ello.

  • La flexibilidad, ya que se adapta a toda la cadena alimentaria, desde la cafetería hasta una fábrica grande.

 

  • PLAGAS HABITUALES

Gorgojo del Trigo

El Sitophilus granarius: Es un insecto de distribución mundial y una de las plagas más destructivas de los granos de cereales.2 Produce pérdidas en granos almacenados con descensos importantes en los rendimientos. Las hembras ponen un elevado número de huevos y las larvas se alimentan del interior de los granos. Era conocido por causar la denominada enfermedad del molinero.

Capuchino de los Granos

Rhizopertha dominica: Cuerpo cilíndrico y rugoso de color pardo rojizo. El protorax es alargado y cubre la cabeza dorsalmente. Antenas de diez artejos terminadas en maza. Élitros cubiertos de punteaduras que se alinean formando estrías longitudinales.

En los meses de primavera aparecen los adultos, se reproducen y la hembra realiza la puesta sobre la superficie del grano. Al emerger la larva, se introduce en el interior de mismo, del cual comienza a alimentarse. Tras completar su desarrollo larvario, pupa y finalmente emerge el adulto. El insecto se desarrolla de forma óptima en un rango de temperatura de 28 a 38ºC y con una humedad superior al 30%, no tolerando el frío, y estando su desarrollo muy limitado por debajo de los 23ºC. Puede invernar en cualquier estadio de desarrollo.

Escarabajo rojo de la Harina

Tribolium castaneum: De color marrón rojizo y de forma aplanada. Presenta los tres últimos artejos o segmentos de las antenas más engrosados que el resto. A diferencia de T.confusum puede volar.

Confieren a las harinas un olor desagradable y un aspecto grisáceo y deprecian el producto por la presencia de excrementos, exuvios y restos de cadáveres. Los daños son más relevantes en harinas o productos procesados, ya que no se puede multiplicar si el grano tiene cáscara, pudiendo hacerlo únicamente sobre granos partidos o afectados previamente por otras plagas como Rhizopertha dominica o Sitophylus.

Gorgojo del Maíz

Sitophilus Zeamais: Color marrón oscuro a casi negro, con el protórax cubierto de depresiones circulares y un pico prominente. Los élitros presentan surcos longitudinales también punteados y cuatro manchas amarillentas en los mismos. Antenas acodadas terminadas en maza.

Tanto larvas como adultos destruyen el grano, el cual queda depreciado comercialmente. Las larvas provocan los mayores daños al ubicarse en el interior del grano donde excavan galerías alimenticias hasta vaciarlo, dejando solo la cubierta. Con el producto cosechado los adultos prefieren alimentarse de granos partidos, aunque pueden dañar también los sanos. En cualquier caso las heridas causadas son una vía de entrada para otras plagas y enfermedades.

Polilla de la Harina

Ephestia Kuehniella: Alas anteriores de color gris con bandas transversales onduladas más oscuras. Las posteriores son más amplias, blanquecinas y con flecos.

Prefiere la harina de trigo, donde es plaga principal, aunque se alimenta de granos de cereales donde actúa como plaga secundaria, afectando a granos partidos o previamente afectados por otras plagas. También ataca a otros subproductos, frutos secos, cacao, etc.

Una característica de esta especie, que comparte con Sitotroga cerealella, es que las hembras son frágiles y no pueden profundizar en el sustrato a la hora de realizar la puesta, ubicándose los daños en los primeros centímetros del sustrato.

Las orugas forman gran cantidad de seda que deprecia el producto pudiendo llegar a averiar la maquinaria industrial.

Palomilla de los Cereales

Sitotroga cerealella: Alas anteriores estrechas y terminadas en punta, de color amarillento con punteaduras oscuras. Las posteriores son grisáceas con flecos. Palpos largos y curvados.

Las larvas excavan galerías en el grano, provocando una pérdida de peso de hasta el 50%. Favorece la aparición de plagas secundarias que por sí solas no podrían penetrar el grano sano, y enfermedades.

La simple presencia de deyecciones, exuvios, y otros restos confieren al grano un olor desagradable y provocan la depreciación comercial del producto.

En post cosecha los daños se producen en los primeros centímetros de los montones de producto, dado que el adulto es frágil y no puede penetrar más en la masa de granos a la hora de realizar la puesta.

Escarabajo de la harina

Tribolium confusum: De color marrón rojizo y de forma aplanada. Los artejos o segmentos de las antenas aumentan su tamaño de forma progresiva desde la base al extremo. No tiene capacidad para volar.

Confieren a las harinas un olor desagradable y un aspecto grisáceo y deprecian el producto por la presencia de excrementos, exuvios y restos de cadáveres. Los daños son más relevantes en harinas o productos procesados, ya que no se puede multiplicar si el grano tiene cáscara, pudiendo hacerlo únicamente sobre granos partidos o afectados previamente por otras plagas como Rhizopertha dominica o Sitophylus.