Desinfección

1 mayo, 2016

En tratamientos Gumalba ofrecemos un servicio de desinfección a nuestros clientes con el propósito de eliminar cualquier tipo de microorganismos y desodorización de cualquier lugar. Una buena desinfección siempre viene precedida por una limpieza adecuada. Se emplean regularmente por agentes químicos. Se desinfectan cualquier tipo de ambientes y colateralmente las superficies de esa zona ya que suelen ser tratamientos por vía aérea.

Estos tratamientos le ofrecen la seguridad frente a bacterias, virus, hongos y protozoos y eliminan olores desagradables. Los tratamientos se realizan en cualquier ámbito, ya sean colegios, residencias, geriátricos, organismos públicos, contenedores de basura, piscinas, clubes deportivos, gimnasios etc.

Se debe desinfectar cuando se observan problemas de:

Bacterias

Las bacterias son microorganismos procariotas que presentan un tamaño de unos pocos micrómetros (entre 0,5 y mm de longitud) y diversas formas incluyendo filamentos, esferas, barras sacacorchos y hélices.

Las bacterias tienen una capacidad notable para degradar la variedad de compuestos orgánicos, por lo que se utilizan para reciclar basura y en biorremediación.

Virus

Los virus son agentes infecciosos microscópicos acelular que solo pueden multiplicarse en el interior de las células de otros organismos. Estos son demasiado pequeños para poder ser observados por el ojo humano, solamente pueden ser observados con la ayuda de un microscopio óptico.

Los virus tienen diferentes mecanismos para desarrollar las enfermedades a un organismo. Algunos ejemplos de enfermedades comunes son provocados por virus, incluyendo el resfriado, la gripe, la varicela y el herpes. Por otro lado, enfermedades como el ébola, sida, la gripe aviar y el sars, también son causadas por virus.

Hongos

La familia de los hongos, se designa a un grupo de organismos eucariotas entre los que se encuentran los mohos, levadura y setas.

Algunas especies son agentes de bio control de plagas. Otras producen microtoxinas malignas para el ser humano y compuestos bioactivos, que son tóxicos para el ser humano y animales. Las enfermedades fúngicas afectan a los humanos, animales y plantas… A estas últimas les afecta la seguridad alimentaria y al rendimiento de los cultivos.